Nuevas inspecciones de Consumo a los establecimientos de Andalucía

Inspecciones de consumo a establecimientos de Andalucía

La Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía va a comenzar una nueva campaña del Plan de Inspección de Consumo para este año 2019. Dentro de este plan, se prevé la realización de 26 campañas específicas que cubrirán controles en, aproximadamente, 9000 establecimientos de toda Andalucía. Entre estas inspecciones de consumo en Andalucía, 2395 se llevarán a cabo en locales de venta de productos alimenticios e industriales, en mercados de abastos y en otros destinados a prestaciones de servicios.

Campaña 2019 de inspecciones de consumo en Andalucía

En este marco de la campaña de inspecciones de consumo en Andalucía, los técnicos contrastarán el cumplimiento de la información sobre los precios y otros requisitos que afectan a los productos y servicios a disposición de los clientes. Entre los controles que realizarán los servicios de inspección están:

  • Revisión de la existencia de hojas de reclamaciones y los carteles que lo anuncien.
  • Comprobación general de precios. Entre estas tareas están la publicidad de los productos y la información sobre el Precio por Unidad de Medida (PUM).
  • Asegurar que los establecimientos disponen de los correspondientes justificantes de pago y facturas para sus clientes. Además, mirarán que estén incluidos todos los datos obligatorios.
  • Comprobar que todos los establecimientos disponen de los carteles obligatorios de “Prohibido fumar”. Además de comprobar que ningún local permite esta práctica en su interior, como así lo exige la Ley de Medidas Sanitarios frente al Tabaquismo.

Inspecciones y verificaciones técnicas en básculas y balanzas

Una de las líneas de actuación de esta campaña de inspecciones de consumo a establecimientos de Andalucía se centra en el control de las básculas. Los técnicos de Consumo examinarán el buen funcionamiento de las básculas y balanzas. Asimismo, comprobarán que cuentan con la etiqueta de verificación periódica en vigor y dentro de la normativa aplicable a los instrumentos de pesaje.

En el siguiente enlace le dejamos toda la información sobre el procedimiento de verificación de básculas y los detalles de su etiquetado.

Según la normativa vigente, las básculas deben pasar por una revisión técnica cada dos años. En ésta se comprobará su correcto funcionamiento, conforme a la regulación del Centro Español de Metrología
(CEM)
, y se le asignará una etiqueta que acredita que el instrumento está preparado para estar en servicio de manera legal. AIVT es uno de los organismos verificadores acreditados por el CEM e inscritos en el Registro de Control Metrológico con licencia 04-OV-0003.

Solicítenos presupuesto para realizar las verificaciones periódicas de todas sus básculas y balanzas de cara a las futuras inspecciones de consumo en Andalucía.

Calibración en básculas

Calibración de básculas

La calibración en las básculas se realiza a través de un conjunto de ensayos que determinan los posibles errores de medida y las correcciones que hay que llevar a cabo. A diferencia de la verificación, la calibración puede llevarse a cabo por laboratorios no oficiales y recibe un etiquetado y un plazo de periodicidad distinto.

Aspectos generales en la calibración de básculas

Como comentábamos, la calibración de una báscula consiste en la aplicación de cargas de ensayo en el instrumento de pesaje bajo unas condiciones específicas. Con el resultado se determina el error o variación de la indicación y se evalúa la incertidumbre de medida atribuía a los resultados. Para realizar una correcta calibración hay que tener en cuenta ciertos aspectos generales.

1. Rango de calibración de la báscula

Por lo general, la calibración de la báscula se realiza del rango de pesaje completo. Por otra parte, el cliente puede solicitar el examen de cierta parte del campo de pesaje, limitando la calibración por una carga mínima y máxima o por cargas nominales individuales.

2. Lugar de calibración

La calibración debe realizarse en el lugar de uso del instrumento de pesaje. En la mayoría de las básculas, el comportamiento y los valores resultados se ven afectados si se colocan en un sitio distinto. Por lo tanto, la calibración dejaría de ser válida si se realiza en un espacio distinto al que va a estar en uso. Esto sucede por tres posibles efectos:

  • La diferencia en la aceleración de la gravedad en el local.
  • Las variaciones en las condiciones ambientales del espacio de trabajo.
  • Distintas condiciones mecánicas y térmicas durante el transporte de la báscula.

3. Condiciones previas a la calibración

La calibración de la báscula sólo `podrá realizarse cuando se den todas las condiciones que detallamos a continuación:

  • La báscula puede identificarse fácilmente.
  • Todas las funciones del instrumento están libres de efectos contaminantes y funcionan correctamente.
  • Los resultados que muestra no son ambiguos y pueden leerse correctamente.
  • Las condiciones del lugar de uso son las adecuadas para que el instrumento pueda operar. Es decir, sin corrientes de aire, vibraciones, con estabilidad en el lugar de emplazamiento, etc.
  • La báscula debe llevar encendida el tiempo necesario para estar caliente y lista para operar.
  • Debe estar nivelada.
  • El instrumento de pesaje no automático debe haber estado sometido a su carga máxima permitida al menos una vez.

Procedimiento en la calibración de básculas

Para que la calibración sea precisa, el usuario de la báscula debe asegurar que durante los ensayos se dan las condiciones habituales de uso de la báscula. De este modo aseguramos que los efectos perturbadores están incluidos en los valores medidos y, por tanto, en la incertidumbre obtenida.

Cuando todos los aspectos anteriores se han comprobado y las condiciones son las correctas, se procederá a la calibración de la báscula. Hasta el momento, la calibración de instrumentos de pesaje no automáticos se realiza con pesas patrón correctamente calibradas y autorizadas. Éstas servirán para realizar los ensayos sobre el receptor de carga de la báscula, teniendo en cuenta el efecto de empuje del aire y los efectos de convección que pueden afectar a las pesas.

Las cargas de ensayo se llevarán a cabo con patrones de masa trazables o por cargas de ensayos comparativos, menos usados que los primeros. Por lo general, los ensayos en la calibración se realizan para determinar la repetibilidad de los resultados, los errores de los mismos, y el efecto sobre los resultados si aplicamos la carga en un punto diferente del receptor de carga (zona donde se colocan los objetos que van a pesarse).


En AIVT Agroibérica Ingenieros Verificaciones Técnicas realizamos las calibraciones y las verificaciones técnicas de sus instrumentos de pesaje no automáticos. Nuestra experiencia y la acreditación ENAC garantizan la calidad y seguridad de nuestros servicios y nos avalan como entidad autorizada para realizar el control metrológico legal de instrumentos de pesaje, entre otros.

Cómo se realiza la verificación de básculas

Verificación de básculas

Las básculas son uno de los instrumentos de pesaje de funcionamiento no automático (IPFNA). Según la normativa vigente, las básculas deben pasar por una revisión cada dos años, o antes si se someten a alguna modificación o arreglo. Los instrumentos de pesaje no automáticos, como las básculas, deben cumplir con una serie de requisitos para estar en funcionamiento de manera legal. Si esto es así, podrán ponerse en marcha y superar favorablemente cada dos años el procedimiento de verificación de básculas, conforme a la regulación del Centro Español de Metrología
(CEM)
. A continuación veremos cómo se realiza la verificación de básculas y que procedimientos deben superar.

Procedimiento de verificación de básculas

El procedimiento de verificación de las básculas se compone de una serie de trámites y actuaciones que deberá superar el instrumento para poder seguir en funcionamiento. La no superación de uno de ellos durante el examen metrológico supondrá la imposibilidad de continuar con los siguientes y, por consiguiente, la inhabilitación del mismo. El proceso de verificación se divide en un examen administrativo y un examen metrológico. Cuando ambos hayan sido superados, el sistema de medida será precintado para impedir cualquier posibilidad de modificar sus características metrológicas.

Examen administrativo

Supone la identificación completa de la báscula y la comprobación de que reúne los requisitos exigidos para estar legalmente en servicio. Esta información debe estar recogida en en el boletín de identificación oficial, y coincidir con los datos reflejados en la propia báscula. Los datos a comprobar son los siguientes:

  • El instrumento posee la aprobación de modelo o aprobación CE de modelo.
  • La báscula ha superado la verificación o declaración CE de conformidad. Debe estar reflejado en la placa de identificación.
  • Ha superado la verificación después de reparación o modificación, o la verificación periódica en los plazos establecidos en la Orden de 27 de abril de 1999 , acreditándolo a través de su marcado y certificaciones correspondientes.
  • Dispone de una placa de características con todas las indicaciones descriptivas necesarias.
  • Los precintos de las básculas corresponden en número y posición con el certificado de aprobación CE de modelo. Conservan su integridad y llevan la marca del organismo verificador o reparador autorizado.

Si el organismo verificador, como AIVT, comprueba que existen anomalías o carencias en estos datos, los pondrá en conocimiento del dueño del instrumento para que subsane los errores en un plazo limitado. Esto no supondrá la interrupción del procedimiento de verificación, pero sí conllevará la no superación de la verificación si no se resuelven los errores dentro del plazo establecido.

Examen metrológico

Si los instrumentos superan el examen administrativo y cumplen con los requisitos generales para la realización de ensayos, el organismo autorizado comenzará con la verificación técnicas de las básculas. El examen metrológico legal en básculas se divide en una serie de patrones de ensayos. El instrumento de pesaje deberá superar cada ensayo para continuar con el siguiente. De lo contrario, se interrumpirá el proceso de verificación hasta que la báscula sea reparada. Todos estos procedimientos se realizarán conforme a los establecidos por la norma UNE-EN 45501.

  1. Ensayo de la exactitud de los dispositivos de puesta a cero y de ajuste de tara.
  2. Ensayo de pesaje a temperatura ambiente. Su objetivo es la determinación de la curva de características en todo el campo de medida, así como los errores de indicación para las cargas ensayadas durante la verificación de las básculas.
  3. Un ensayo de tara, donde comprobarán el efecto de desplazamiento de la curva de características al actuar el dispositivo.
  4. Ensayo de repetibilidad. Supone la comprobación de la aptitud del instrumento para suministrar resultados idénticos para una misma carga. Esta carga será colocada y desplazada varias veces sobre el dispositivo receptor de carga para asegurar que no haya diferencias.
  5. Un ensayo de excentricidad para comprobar los resultados que se obtiene al colocar una misma carga en diferentes puntos de aplicación.
  6. Ensayos de movilidad y sensibilidad, donde medirán la aptitud de las básculas para detectar pequeñas variaciones de carga.

En los casos donde el organismo verificador considere necesario porque los resultados son dudosos, se llevarán a cabo ensayos adicionales para valorar la exactitud de las medidas suministradas por los instrumentos.

Además, si las básculas tienen incorporados calculadores de precios, impresoras u otros dispositivos periféricos conectados, se examinará su buen funcionamiento.

Etiqueta de verificación de básculas

Las básculas verificadas que hayan superado los exámenes positivamente deberán llevar adheridas una etiqueta. Esta etiqueta acredita que el instrumento está preparado para estar en servicio de manera legal porque cumple con los requisitos de la verificación de básculas. Las características y datos de la etiqueta son comunes para todas las básculas:

  • De material resistente a agentes externos.
  • De tipo adhesivo, pegada en una zona visible de la báscula o del elemento de instalación que la soporte.
  • El material del que esté hecha deberá romperse cuando se despegue de la báscula para evitar su reutilización.
  • Tendrá forma rectangular con unas dimensiones mínimas de 60×70 milímetros.
  • El mes y el año de la parte superior corresponden a la fecha donde se realizó la verificación. Estarán perforados el mes y el año que corresponda.
  • Los meses y años de la parte inferior marcan la fecha en la que deberá realizarse la próxima verificación, estando perforados el mes y año que corresponda.
  • Incluirá el número identificativo y el sello del organismo verificador, como AIVT.

Si necesita más información o tiene dudas sobre su báscula puede ponerse en contacto con nosotros a través de nuestro formulario de contacto o llamando al 955440441

Los principales fallos de los manómetros

Manómetro

Los manómetros son instrumentos utilizados para medir la presión de fluidos, tanto en estado líquido como gaseoso, dentro de un recipiente o circuito cerrado. Como explicamos en este artículo, la mayoría de los manómetros toman como referencia la presión atmosférica para sus mediciones, dando lugar a la llamada presión manométrica. Como cualquier instrumento de medida, los manómetros necesitan pasar por unos controles de calibración y de verificación para asegurar que cumplen con los parámetros establecidos por el Centro Español de Metrología (CEM).

Para evitar tener que realizar calibraciones de los manómetros constantemente, es recomendable conocer cuáles son los posibles fallos de los manómetros y como evitarlos. Así podemos asegurar que los resultados de las calibraciones son correctos y, por tanto, superarán las verificaciones técnicas. Las calibraciones pueden llevarse a cabo en laboratorios acreditados o no acreditados cuando el usuario lo crea conveniente. En el caso de las verificaciones técnicas, los manómetros tienen la obligación de pasarlas periódicamente (el plazo depende del fluido que mida y de la frecuencia del uso, entre otros) y deben realizarse por laboratorios como AIVT- Agroibérica Ingenieros Verificaciones Técnicas, acreditados por la ENAC.

¿Cuáles son los fallos más habituales en los manómetros?

En muchas ocasiones no es posible detectar los motivos exactos por los que un manómetro no funciona bien. Aún así, podemos detectar cuáles son los motivos más comunes por los que se dan fallos en los manómetros:

  • Por un error en la instalación o un uso inadecuado del mismo.
  • La obturación, que limita o impide el flujo correcto del fluido debido a sustancias ajenas que se adhieren a éste.
  • La sobrepresión sometida a un manómetro provoca daños en el elemento sensible. Es necesario estar pendiente de si los picos de sobrepresión son puntuales o continuos.
  • Una corrosión causada por ataques químicos provocados por el medio de medición o por agentes ambientales.
  • Las vibraciones mecánicas son movimientos periódicos que producen deformaciones y tensiones en los elementos del manómetro.
  • La temperatura a la que está expuesta el manómetro también puede provocar una avería. Tengamos en cuenta que un manómetro convencional de glicerina aguanta una temperatura ambiental de entre -20 y 20 grados centígrados; además de una temperatura del medio de máximo 60ºC. Para otras circunstancias ambientales existen manómetro especiales con un aceite de silicona que puede aguantar temperaturas extremas.
  • En bombas o compresores donde se den una fluctuaciones bruscas de presión. Estas pulsaciones son como golpes para los elementos del manómetro y repercuten en su vida útil.

¿Cómo evitarlos?

Lo más importante es elegir un buen manómetro en base a las condiciones de uso que va a soportar. Después de escoger el manómetro que necesitamos, es necesario realizar una buena instalación para asegurar un buen funcionamiento del mismo. También es importante llevar un control de calidad y unas revisiones periódicas para prever el daño antes de que surja y poder evitarlo. Por otro lado, existen productos y herramientas que ayudan a mitigar los efectos provocados por el uso y las condiciones del manómetro:

  • Obturadores, para absorber y amortiguar los golpes provocados por fluctuaciones de presión.
  • Torres de refrigeración, para proteger de temperaturas extremas.
  • Sellos separadores, protegen los elementos sensibles del instrumento y en ciertos usos son obligatorios.
  • Limitadores de presión, protegen de la sobrepresión continua y puntual.
  • Sifones, contra pulsaciones del medio , golpes de ariete y temperaturas del medio muy altas.

Realice las pruebas de calibración y verificaciones técnicas con AIVT. Consulte nuestros servicios y solicite información sin compromiso.

Sistema Internacional de Unidades

Unidades de medida del SI

El Sistema Internacional de Unidades, también conocido como SI fue creado en 1960 por la Conferencia General de Pesas y Medidas. El SI se estableció como sustituto del antiguo sistema métrico decimal por la necesidad de determinar un sistema de unidades único y universal para que las transacciones entre países fuesen más justas. En la actualidad, todos los países menos Birmania, Liberia y Estados Unidos han adoptado el Sistema Internacional de Unidades como prioritario o único.

El SI no es un sistema estático, sino que evoluciona para responder a las nuevas demandas de medida, en todos los niveles de precisión y en todas las áreas de la ciencia, la tecnología y el empeño humano. Está constituido por dos clases de unidades: siete unidades básicas o fundamentales y las unidades derivadas de estas básicas. Las unidades básicas están establecidas por convenio y consideradas independientes entre sí. Las unidades derivadas se forman a partir de las unidades básicas como productos de potencias de éstas.

Unidades básicas del Sistema Internacional de Unidades

El Sistema Internacional de Unidades define siete unidades básicas que expresan magnitudes físicas. Es decir, propiedades medibles de un sistema físico a las que se les puede asignar distintos valores como resultado de una medición o relación de medidas. Las unidades básicas del SI y sus magnitudes físicas son: el metro para la longitud, el kilogramo para la masa, el segundo para el tiempo, el amperio para la corriente eléctrica, el kelvin para la temperatura, la candela para la intensidad luminosa y el mol para la cantidad de sustancia. Todas las demás unidades de medida de magnitudes físicas derivan de éstas fundamentales.

Definiciones de las unidades básicas del SI

  1. Metro (m). Es la unidad básica para medir la longitud. Se define como la longitud de trayecto recorrido en el vacío por la luz durante un tiempo. Toma el valor numérico fijo de la velocidad de la luz en el vacío (c), 299.792.458 metros por segundo.
  2. Kilogramo (kg). El kg se define como la masa del prototipo internacional del kilogramo adoptado por la Conferencia General de Pesas y Medidas que se encuentra en su oficina central de Francia. Este prototipo es un cilindro de 39 mm de altura y otros 39 mm de diámetro en una aleación de 90% de platino y 10% de iridio. Esta definición ha estado vigente hasta el 20 de mayo de 2019, momento en el que entraron en vigor los cambios tras las últimas revisiones.
  3. Segundo (s). Es la unidad de medida del tiempo. La definición del segundo está ligada al valor numérico de la frecuencia de la transición entre los niveles hiperfinos del estado fundamental no perturbado del átomo de cesio 133 (9.192.631.770 Hz).
  4. Amperio (A). Mide la intensidad de una corriente eléctrica constante que se mantiene en dos conductores paralelos, rectilíneos, de longitud infinita, de sección circular despreciable y situados a una distancia de un metro uno del otro en el vacío: produciría una fuerza igual a 2×10-7 newton por metro de longitud.
  5. Kelvin (K). Es la unidad de temperatura termodinámica. Resulta de la fracción 1/273,16 de la temperatura termodinámica del punto triple del agua.
  6. Mol (mol). Es la cantidad de sustancia de un sistema que contiene tantas entidades elementales como átomos hay en 0,012 kilogramos de carbono 12. Cuando se usa el mol, las entidades elementales deben ser especificadas y pueden ser átomos, moléculas, iones, electrones, otras partículas o grupos específicos de tales partículas.
  7. Candela (cd). Es la unidad de la intensidad luminosa, en una dirección, de una fuente que emite una radiación monocromática de frecuencia 540 x 1012 hercios y cuya intensidad energética en esa dirección es 1/683 vatios por estereorradián.

Unidades derivadas del SI

El resto de unidades de medida de magnitudes derivadas de las fundamentales se expresan mediante unidades derivadas. Éstas se definen como productos de potencias de las unidades básicas. Las unidades derivadas se dividen en unidades derivadas coherentes y unidades derivadas con nombres especiales:

  • Las unidades derivadas coherentes son aquellas que se pueden obtener mediante una fórmula matemática que las relacione con las unidades básicas. Estas unidades son por ejemplo: el metro cuadrado para medir el área ( m 2 ), el metro cúbico para el volumen ( m 3 ), el metro por segundo para medir la velocidad (m/s), etc.
  • Las unidades derivadas con nombres especiales tienen por objetivo expresar, de forma compacta, una combinación de unidades básicas de uso frecuente. El Sistema Internacional de Unidades reconoce 22 unidades en esta categoría, que se representan con expresiones algebraicas en términos de otras unidades. Por ejemplo: el newton para medir la fuerza ( m kg s−2 ), el vatio para la potencia y el flujo radiante ( m2 kg s−3 ), el hercio para medir la frecuencia ( s−1 ), etc.

Cambios en el Sistema Internacional de Unidades

Como comentamos anteriormente, el Sistema Internacional de Unidades no es estático, sino que evoluciona para adaptarse a los requisitos de medición mundiales y la metrología legal. En noviembre de 2018 se aprobó la redefinición del kilogramo, el amperio, el kelvin y el mol para basarse en valores exactos de constantes universales. Estos cambios se llevaron a cabo para dar respuesta a las grandes exigencias científico- tecnológicas que requieren menores incertidumbres de medida en todos los campos para poder garantizar con mayor seguridad los resultados de sus experimentos.

A partir del 20 de mayo de 2019 entró en vigor el nuevo SI resultante de la revisión. Un SI con referencias más universales y estables que permiten mayor número de realizaciones prácticas, con menor incertidumbre, para que el sistema Internacional siga respondiendo a las necesidades de la ciencia, la tecnología y el comercio en el siglo XXI. El Centro de Metrología Español (CEM) ya han adoptado estas nuevas definiciones y realizado los cambios pertinentes para adecuarse a las nuevas exigencias de la sociedad actual.

Las 4 unidades básicas modificadas

Tras esta revisión del SI, el kilogramo, el mol, el amperio y el kelvin se redefinen atendiendo a valores numéricos fijos de las constantes de la naturaleza y heredan las incertidumbres asociadas a las mismas:

  • El kilogramo adquiere una nueva definición basada en la constante de Planck (h), que asegura la estabilidad a largo plazo de la unidad de masa, permitiendo su realización en cualquier instante y lugar ( 6,626 070 15 × 10-34 J·s ).
  • El amperio se redefine a partir de la carga elemental (e), reduciendo así las incertidubres de todas las unidades eléctricas del SI. La carga elemental es 1,602 176 634 × 10-19 C.
  • El kelvin toma el valor numérico exacto de la constante de Boltzmann (k), una invariante de la naturaleza que mejora la anterior definición basada en el punto triple del agua (k= 1,380 649 × 10-23 J/K ).
  • El mol se redefine respecto a un valor numérico exacto de la constante de Avogadro ( NA ), por lo que lo libera de su dependencia del kilogramo y enfatiza la distinción entre “cantidad de sustancia” y “masa”. La constante de Avogadro es 6,022 140 76 × 1023 mol-1 .

Grandes avances para la metrología legal

Los nuevos cambios en las definiciones de cuatro unidades básicas no supondrán cambio alguno en nuestra vida diaria; solo en las mediciones de gran exactitud y baja incertidumbre de los centros de metrología.

El uso de constantes de la naturaleza para definir las unidades de medida internacionales permitirá a la comunidad científica, a la industria y a la metrología legal obtener y diseminar con mayor exactitud sus mediciones, cumpliendo así con los requisitos de medición modernos. Vinculará además con mayor precisión las mediciones a escala atómica y cuántica con las del nivel macroscópico.

AIVT presta servicios de metrología legal para las verificaciones y calibraciones de sus instrumentos de pesaje, de los surtidores de combustible y urea y de los manómetros. Consúltenos sobre nuestros servicios y pida presupuesto sin ningún compromiso.

AIVT y la importancia de la metrología

AIVT metrología legal

La metrología se resume de forma básica en mediciones y sistemas de mediciones. Todo en en la vida acaba clasificándose o valorándose en base a un sistema de medición: la temperatura tiene un sistema de medición, compramos las cosas en función al peso de los alimentos, pagamos el combustible que echamos en nuestros vehículos en base a los los litros contenidos… Desde AIVT queremos defender la importancia de la metrología tanto en la vida cotidiana como en los procesos industriales.

La importancia de la metrología

Como adelantábamos, todo lo que consumimos se factura en base a mediciones: la comida, el gas, la electricidad, el agua, el tiempo, las tallas de la ropa. Todo en lo que podamos pensar se calcula en base a un sistema de mediciones que está regulado por las normativas de metrología. Esto es así debido a la importancia de unas mediciones correctas tanto para la economía, para la industria, y la población en general. Empresas como AIVT, encargada de realizar inspecciones en materia de metrología legal, ayudan a organizar las transacciones comerciales, así como a permitir que los productos y servicios en general se intercambien a escala global.

¿Cómo definiríamos la metrología en AIVT?

La etimología del término metrología deriva de la unión de metro (medida) y de logia (ciencia), por lo que podríamos definirla como la ciencia de la medida. Por lo tanto, la metrología es la disciplina que estudia y analiza los diferentes tipos de unidades de medida, sus formas de medición y las herramientas encargadas de realizar las mediciones. AIVT se encarga de la verificación y la calibración periódica de las herramientas y equipos de metrología para que cumplan con los valores de exactitud de cada sistema.

Los valores o estándares de cada unidad de medida (kg, litros, metros…) son patrones primarios y únicos establecidos por el Sistema Internacional de Unidades (SI). Todos los países (excepto EEUU, Birmania y Liberia) se rigen por el SI, que está constituido por siete unidades básicas llamadas constantes (amperio, kelvin, segundo, metro, kilogramo, candela y mol) y un número ilimitado de unidades que derivan de estas siete.

En España, la entidad encargada de la metrología está formada por el Centro Español de Metrología (CEM) y los laboratorios asociados a él. Éstos establecen y mantienen los patrones primarios de las unidades de medida que recoge el Sistema Internacional de Unidades.

Tipos de metrología

Distinguimos entre dos tipos de metrología: la metrología fundamental y la metrología legal. A grandes rasgos podríamos decir que la primera supone la parte “teórica” de la metrología, y la segunda la parte “práctica”.

  • La metrología fundamental es la encargada de la creación, mantenimiento, mejoramiento y transferencia de las referencias en cuanto a las unidades de medida.
  • La metrología legal garantiza la fiabilidad y la estabilidad de las mediciones para uso comercial y para prevenir el fraude. Es muy importante para que se lleve a cabo una transacción limpia y fiable entre vendedor y comprador.

Para AIVT, es de suma importancia estar al día de los cambios o modificaciones que lleve a cabo la metrología fundamental para ofrecer a sus clientes unos servicios en metrología legal actualizados y conformes a la legislación actual.

La metrología legal en los procesos industriales

La metología legal es fundamental en la industria. De ella depende el éxito de muchos de los procesos, lo que supone que no se de un desperdicio de materia prima o de dinero durante el proceso. Al igual que el correcto funcionamiento depende de la metrología de sus equipos, de ella también derivan los fallos que puedan causar pérdidas en la empresa. Los principales motivos por los que puede afectar la metrología al rendimiento en los procesos industriales son dos:

  • Deficiencia en el sistema de metrología. Que los instrumentos de medición no sean adecuados o no estén bien calibrados. Es importante usar herramientas fiables y de calidad y realizar inspecciones periódicas llevadas a cabo por profesionales como AIVT.
  • Errores humanos. Aunque nuestros equipos sean los adecuados y se encuentren bien calibrados y verificados por AIVT, si el operrio del equipo no está capacitado para manejarlo no sabrá interpretar correctamente los valores de metrología del mismo.

Conoce más sobre la Metrología Legal y consúltanos sobre nuestros servicios. En AIVT Agroibérica Ingenieros Verificaciones Técnicas funcionamos desde hace más de diez años con un gran grupo de profesionales y nuevos medios. Estamos comprometidos con la información y la formación de profesionales como usted. Creemos que la profesionalidad es el signo de distinción en el mercado.

Existe el día mundial de la Metrología

Existe el día mundial de la metrología

Hoy en día no entendemos un mundo sin medida. Le damos valor a todo lo que existe y necesitamos que ese valor sea justo y equilibrado. Algo medible y entendible por todos. Por ello, desde el Antiguo Egipto hasta nuestros días se han utilizado patrones para calcular distancia, masa, velocidad… Este post irá dedicado a la importancia de medir las cosas y la utilidad de la Metrología legal, porque sí, existe el día mundial de la Metrología, y se celebra el 20 de mayo.

AIVT se caracteriza por la profesionalidad de sus trabajadores. Ofrecemos un excelente servicio de control metrológico. En nuestra página podrá encontrar noticias de interés relacionadas con este ámbito y toda la información que necesita para poner a punto su empresa. ¿Por qué no apostar por la excelencia?

La importancia de medir

Si no existiera la Metrología, ¿cómo se comprobarían las investigaciones científicas? ¿quién garantizaría que los productos que venden los fabricantes cumplen las especificaciones relativas? ¿cómo podría asegurar el Estado que utiliza los instrumentos de medida adecuados para facturar los consumos de los ciudadanos o imponer sanciones?

Aprovechando el día mundial de la Metrología, el director del Centro Español de Metrología (CEM) Emilio Prieto publicó un artículo sobre la importancia de esta ciencia. Puedes verlo aquí.

En el documento del CEM aparece lo siguiente “la denominada Metrología Fundamental o Científica se ocupa de la definición, realización, práctica, mantenimiento y diseminación de las unidades de medida”. El Centro Español de Metrología es el encargado en nuestro país de las funciones anteriores. También realizan labores esenciales sus laboratorios
asociados.

El director del CEM resalta que medir “no es simplemente leer un instrumento de medida y anotar el valor que indica. Medir supone más:

  • Comprender y definir la propiedad medida.
  • Diseñar un proceso de medición.
  • Control el entorno ambiental en el que se produce la medición.
  • Establecer un modelo matemático que “conduce, desde las magnitudes de entrada a las magnitudes de salida, determinando los factores de sensibilidad entre ambas”.
  • Corregir o estimar los posibles errores.
  • Evaluación de las contribuciones a la incertidumbre de medida.
  • Obtener el resultado de la medición con su incertidumbre asociada, para un nivel de confianza dado. De esta forma se podrán tomar decisiones sobre hipótesis cenicientas, tratamientos médicos, cambio climáticos, etc.

Día mundial de la Metrología

El 20 de mayo es un día especial para la Metrología. Tal día como ese, pero de 1875, se firmaba un acuerdo entre 15 países, entre ellos España, para conseguir la uniformidad mundial de la medición. La convención estableció el marco para la colaboración global en la Metrología y sus aplicaciones industriales, comerciales y sociales. 144 años después, se ha celebrado una nueva convención. Esta vez para realizar una revisión. Según Revista Química, una publicación digital especializada en esta ciencia, “la investigación sobre nuevos métodos de medición, incluidos los que se utilizan como fenómenos cuánticos, respalda el cambio, que ha entrado en vigor desde el 20 de mayo.

El Sistema Internacional de Unidades (SI) es el único sistema legal en España, en la Unión Europea y en casi la totalidad del mundo, excepto tres países. El SI parte de una serie de unidades llamadas básicas: metro, kilogramo, segundo, amperio, kelvin, mol y candela. A partir de estas se obtienen las unidades derivadas. La última revisión ha consistido en definir las unidades básicas a partir de constantes. Esto hace que una vez fijados los valores numéricos de las constantes y teniendo en cuenta las leyes de la Física, todas las unidades del SI pueden realizarse ahora de manera experimental, según explica el director del CEM en su publicación.

Control metrológico para servicios de calidad

Sabemos en que consiste la Metrología, pero ¿qué es la Metrología legal? Ya hemos hablado en más de una ocasión de ello, no obstante, siempre viene bien recordarlo. La Metrología legal es el campo de la Metrología que contempla actividades que requieren del SI para su realización. Opera sobre todas las transacciones en las que interviene un instrumento de medida. Así, determina el precio de un producto o un servicio. Ejemplo de ello serían las básculas, surtidores, cinta métrica, etc.

El día mundial de la Metrología existe y se celebra. Vivir sin medida sería un caos en la sociedad actual.

“Cuando se puede medir aquello de lo que se habla y se puede expresar en números, se conoce algo del tema; pero cuando no se puede medir, cuando no se puede expresar en números, el conocimiento es pobre e insatisfactorio: puede ser el principio del conocimiento, pero no es conocimiento”.

William Thomson , más conocido como Lord Kelvin.

En AIVT Agroibérica Ingenieros Verificaciones Técnicas ofrecemos servicios de control metrológico para manómetros, surtidores e instrumentos de pesaje. Más de 10 años nos avalan en verificaciones técnicas, por lo que conocemos las exigencias de los consumidores y las necesidades de nuestros clientes. Buscamos la excelencia del servicio.

La Metrología permite avanzar en la Ciencia, pero también ayuda a mejorar la productividad empresarial. Someterse a verificaciones periódicas es obligatorio y eficaz.

¿Qué es la metrología legal?

¿Qué es la metrología legal?

El demandante de un servicio o producto siempre espera un resultado justo. Si hablamos, por ejemplo, de llenar el depósito del automóvil de combustible, deseamos que la cantidad de litros corresponda al dinero invertido. Estas cantidades “justas” o “correspondientes” vienen definidas por un sistema métrico que iguala los métodos de medición. Hablaremos en esta entrada de la metrología legal, su utilidad y qué tipo de controles se realizan para verificar el buen funcionamiento de los aparatos de medición. Nos centraremos, en este caso, en los surtidores de combustible.

La metrología y el actual Sistema Internacional de Unidades (SI) facilitan la comparación de mediciones y por tanto, el intercambio de productos a escala internacional.

Concepto de metrología legal

La metrología es la ciencia de las mediciones y sus aplicaciones. Y la metrología legal es el campo de la metrología que contempla actividades que requieren del SI para su realización. Opera sobre todas las transacciones en las que interviene un instrumento de medida. Así, determina el precio de un producto o un servicio. Ejemplo de ello serían las básculas, surtidores, cinta métrica, etc.

AIVT son las siglas de Agroibérica Ingenieros Verificaciones Técnicas, un organismo en proceso de ser autorizado para la verificación metrológica. La exactitud marca la diferencia. El cliente busca un servicio acorde a sus necesidades y el profesional trabaja para satisfacer la demanda siguiendo, además, una normativa que asegura un buen resultado en cuanto a precisión.

Puedes consultar toda la normativa respecto a la metrología legal en la página web del Centro Español de Metrología. El CEM es el máximo órgano técnico en el campo de la metrología en España.

La importancia de las verificaciones técnicas

Agroibérica Ingenieros Verificaciones Técnicas cuenta con 10 años de experiencia en el sector de las inspecciones técnicas. Trabajamos con equipos renovados y de última tecnología para satisfacer las necesidades de los profesionales que confían en AIVT. La seguridad y la precisión nos caracteriza. Nuestra empresa está especializada en Metrología Legal que trabaja para el control metrológico de equipos y sistemas que influyen sobre la transparencia de las transacciones comerciales, la salud o la seguridad de los consumidores y usuarios.

Debido a la peligrosidad de los combustibles, el nivel de exigencia en el control técnico es muy alto. Con las verificaciones técnicas de AIVT no solo se averigua la funcionalidad sino también el uso seguro de ese producto o servicio.

El control metrológico abarca dos fases diferenciadas: la comercialización y puesta en servicio; y la verificación después de reparación o modificación y la verificación periódica.

  • Comercialización y puesta en servicio: los instrumentos, aparatos, medios y sistemas de medidas pueden ser comercializados solo si cumplen los requisitos establecidos en la normativa. En esta fase, el responsable es el fabricante o importador en la Unión Europea, que elige los módulos aplicables de evaluación y encarga a un Organismo de Control Metrológico que evalúe la funcionalidad del instrumento.
  • Verificación después de reparación o modificación y verificación periódicos: Los propietarios de estos medios deberán notificar los cambios revisados y pasar una nueva revisión. AIVT comprobará en estos casos:
    • Superación de la fase de comercialización y puesta en servicio.
    • Precintos adecuados.
    • No superar el número de errores permitidos.
    • Funcionamiento correcto.

Los surtidores de combustibles y las obligaciones legales

AIVT inspeccionará surtidores, manómetros e instrumentos de pesaje. La normativa obliga la revisión de estos equipos cada cierto tiempo. Pasamos ahora a conocer un poco más estas normas.

Las normativas por las que se rigen los poseedores de surtidores son las siguientes:

Surtidores de combustible: ORDEN ITC/3720/2006, de 22 de noviembre, por la que se regula el control metrológico del Estado de los sistemas de medida de líquidos distintos del agua denominados surtidores o dispensadores. Estos surtidores deben pasar una revisión obligatoria cada año. En el artículo 11 de la Orden se refleja lo siguiente: “los titulares de los surtidores o dispensadores estarán obligados a solicitar, antes de que cumpla un año de la anterior, la verificación periódica de los mismos. Queda prohibido su uso en el caso de que no se supere esta fase de control metrológico.

El surtidor deberá superar un examen administrativo -podrá realizarlo con AIVT– que consiste en la identificación completa del instrumento y la comprobación de que éste reúne los requisitos exigidos en la normativa. El examinador tendrá presente un boletín informativo entregado, previamente, por el dueño del equipo a inspeccionar. Por otra parte, se realizarán ensayos. Entre ellos: operaciones previas, ensayo al caudal máximo y ensayo de funcionamiento, en general.

Existe otro tipo de surtidores, también obligado a la inspección técnica anual. Se trata de los surtidores de compuestos de urea. Funcionan bajo la Orden ITC/360/2010, de 12 de febrero, por la que se regula el control metrológico del Estado de los sistemas de medida de líquidos del agua denominados surtidores o dispensadores destinados al suministro a vehículos automóviles de sustancias no destinadas a su uso como combustible. El modo de inspección es similar al de los surtidores de combustible.

Tipos de manómetros y su utilidad

Tipos de manómetros y su utilidad

Los manómetros son una de las herramientas que forman parte de la metrología legal. Estos instrumentos se utilizan para medir la presión de fluídos, líquidos o gaseosos, dentro de una espacio o circuito cerrado. La mayoría de los manómetros que existen en el mercado utilizan la presión atmosférica como referencia para medir la de los gases o fluídos contenidos, dando lugar así a la llamada presión manométrica. Para un correcto uso de estos instrumentos es necesario conocer los diferentes tipos de manómetros y su utilidad dependiendo del contenedor y del contenido que se quiera medir.

Diferentes tipos de manómetros

Manómetro Bourdon

El manómetro Bourdon se basa en un sensor conocido como tubo Bourdon. Este instrumento tiene un sistema de medida formado por un tubo aplanado que tiende a enderezarse con el aumento de la presión. La forma y el material del tubo dependerá de la presión que se quiera medir, aunque los más comunes son de latón. Los manómetros Bourdon se clasifican según su diámetro, su elemento sensible y el material de fabricación. Las diferencias entre unos y otros están en fin para el que sirve cada uno.

Según el diámetro

El diámetro del manómetro viene a ser el tamaño de la esfera donde se lee la indicación de la presión. Las medidas más habituales que encontramos en la industria son:

  • 40 y 50 mm para presiones entre 2.5 y 60 bares. Estos manómetros suelen utilizarse en empresas de neumáticos, contra incendios y reguladores de presión. Aunque sus conexiones suelen ser en latón, es posible realizarlo en otros materiales y para otras presiones.
  • La esfera de 63 mm y de 100mm se utiliza en la industria para conexiones de 1/4 y 1/2. Estos manómetros los encontramos en todos los materiales, según su necesidad.
  • Los diámetros de 160mm y 250mm se utilizan para presiones elevadas y en laboratorios. El material más común con el que se hacen es el acero inoxidable.
Según el elemento sensible

El elemento sensible de un manómetro es el componente mecánico elástico que experimenta una deformación en proporción a la presión medida. La elección del material del elemento sensible dependerá del rango de presión que se quiere medir:

  • Para presiones entre 5 mbar y 600 mbar se usa una cápsula o membrana.
  • Un fuelle metálico es utilizado para medir presiones de hasta 7 bar y presiones absolutas.
  • Para presiones entre 1 bar y 60 bar se usa un tubo bourdon.
  • En el caso de presiones de 160 bar o superiores utilizamos un tubo helicoidal.
Según el material de fabricación
  • Los más comunes y más económicos que encontramos tienen el sistema de medida en latón y los demás materiales en ABS o acero.
  • Otros son mixtos, donde el sistema de medida es en latón y las cajas protectoras en acero inoxidable. Normalmente suelen utilizarse llenos de glicerina para amortiguar las vibraciones mecánicas.
  • Los manómetros inoxidables están hechos con sistemas en inoxidable AISI 316 y con las cajas protectoras en acero inoxidable con o sin glicerina (para manómetros secos).

Manómetro de columna líquida

Los manómetros de columna líquida son la opción más sencilla y utilizada para medir presiones y mostrar el nivel de líquidos de un recipiente o tanque. En estos casos se realiza una medida directa de la presión en el punto de unión gracias a la altura o diferencia de nivel a la que se eleva un líquido en un tubo vertical. El tubo vertical (mayormente se utiliza el tubo en U) puede estar abierto y conectado a un aparato que contiene un líquido o cerrado, también llamados manómetros diferenciales.

Todos estos manómetros indican la diferencia entre dos presiones diferentes a la de la atmósfera. Para ello se utiliza un fluido, llamado manométrico, que será el encargado de formar la columna líquida para medir la presión del interior del recipiente. El fluido manométrico puede ser cualquier líquido que no se mezcle con el líquido que está a presión. Para presiones elevadas, grandes diferencias de presión o altos vacíos se utiliza el mercurio como fluido manométrico. Por el contrario, para presiones bajas se usa agua, alcohol u otro líquido con una densidad más baja que la del mercurio.

Manómetros de columna líquida diferenciales

Los manómetros diferenciales con tubo en U se dividen en dos modalidades:

  • Los de tubo en U diferencial que miden la diferencia de presiones entre dos puntos gracias a la altura del fluido manométrico.
  • Los manómetros con tubo en U invertida, donde el líquido que llena el tubo es ligero y se usa para medir la diferencia de presiones en líquidos cuando las columnas abiertas son muy elevadas, o cuando el líquido a presión no puede ponerse en contacto con la atmósfera.
Manómetros para presión abtoluta

Otro modelo de manómetros de columna líquida  son los usados para medir la presión absoluta del fluido a presión. Para ello se toma el espacio de vacío total o perfecto que se queda encima del mercurio y se mide con referencia a una presión nula.

Manómetros de columna inclinada

Los manómetros de columna inclinada son usados para medir diferencias de presión muy pequeñas por la amplificación que ofrece este tipo de lectura en comparación con los manómetros de columna de líquido. Estos manómetros con el tubo en U inclinado se utilizan porque la longitud de la altura o la carga pueden multiplicarse por la inclinación de la columna líquida y la escala será así más ancha.

AIVT ofrece servicios de metrología legal para realizar las verificaciones e inspecciones de los manómetros digitales y/o analógicos de su empresa. Consúltenos e infórmese sobre nuestros servicios.